Cuidado con el Criptolavado

En la actualidad, la proliferación de diferentes tipos de criptomonedas ha hecho que la cantidad de transacciones que se generan en torno a ellas sean realmente considerables, se habla de un poco más de 196 mil transacciones al día, solo de Bitcoin.

Las criptomonedas han representado a nivel mundial un medio para hacer principalmente 3 tipos de transacciones:

  1. Comercializar con ellas, utilizándolas como medio de pago en transacciones de compra y venta de bienes o servicios
  2. Hacer Tranding, que es básicamente jugar con la fluctuación de los valores de cada una y al mejor estilo de acciones de la bolsa de valores comprar y vender de acuerdo a sus alzas y bajas.
  3. Minar a través de hardwares y softwares que te permitirán obtener ingresos de las transacciones que otros usuarios hacen.

Todos estos procesos parecen normales y ciertamente en muchos casos hasta sencillos de ejecutar, sin embargo, ha entrado en una alta preocupación, sobre todo para organismos gubernamentales de algunos países, como es el caso de Israel, el hecho de que las criptomonedas puedan estar siendo utilizadas para el lavado de capitales.

Y es que se muestra como una alternativa muy sencilla el convertir activos ilícitos en lícitos, esto a través del intercambio de moneda real o física a moneda digital.

Otra posible opción es que estas puedan estar siendo utilizadas como métodos de pago por movimientos, fraudes o inclusive delitos que fácilmente podrían verse reflejados como la adquisición de un criptoactivo a través de un proceso digital y no como un pago de alguno de los ilícitos antes mencionados.

Regulación a los criptoactivos

Dada esta problemática países como el ya mencionado Israel, han tomado en consideración hacer movimientos estratégicos e incluso publicaron un borrador respecto a la “Orden de Prohibición del lavado y blanqueado de capitales” que podrían estar suscitándose en comercios a través de las criptomonedas como medio de pago.

Esto, aplicable a comercios y proveedores de servicios a través de monedas digitales como medio de pago.

Con las acciones tomadas se busca atacar algunas situaciones puntuales que ya están sucediendo en el mercado actualmente, con la finalidad de hacer una disminución de cualquier delito que esté asociado al blanqueo de capitales.

La legislación considerada por Israel será puesta en marcha a partir del 1ro de junio y los proveedores del servicio de transacciones con criptomonedas e inclusive los exchages o bancos digitales, tienen la obligación de velar por la supervisión ante la sospecha de cualquier actividad ilegítima o ilícita que pueda presentarse a través de sus redes por parte de clientes.

Para esto tendrán que contar con un seguimiento y registro de cualquier actividad comercial que se realice por medio de estas transacciones, así como guardar un registro completo de direcciones IP de las Wallets (Monederos Virtuales), y el tipo de criptomoneda en uso durante al menos los últimos 5 años.

Definiendo estándares de movilización y manejo de criptoactivos

El que los organismos gubernamentales ya tengan preocupación por lo que sucede con las transacciones que se procesan dentro de la blockchain y estén tomando medidas para hacer de los procesos de esta una regulación que impida el manejo de ilícitos, hace que en términos de poco tiempo pudiera establecerse un estándar de control a nivel mundial, dado que muchas otras naciones podrían entrar en preocupación a dicho tema y comenzar a fomentar los correctivos correspondientes.

Aun mas tomando en consideración que estas transacciones suceden a nivel global sin ningún tipo de limitaciones y de manera descentralizada.

Siendo un poco más optimistas, se espera que esto pueda hacer del terreno de las negociaciones con criptomonedas un espacio mucho más conveniente para negociaciones con un mayor grado de seguridad y que no estén al margen de la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.