Blockchain y criptomoneda: ¿el elíxir económico de Japón?

Gracias a blockchain y las criptomonedas, la economía de Japón parece tener un alza importante que avizora un camino fructífero con pastos más verdes por delante.

A medida que el crecimiento del PIB del país asiático se reduce a mínimos vistos por última vez en la crisis financiera de la década de 1990; la cual fue conocida como la “década perdida“, los economistas apuntan a un auge tecnológico como catalizador vital y potencial de la recuperación.

Japón centro mundial para las criptomonedas

Actualmente ya representan el segundo mercado de criptomonedas más grande del mundo; Japón puede diseñar su propia salvación como líder mundial de la cuarta revolución industrial (4IR).

Caracterizado por la fusión de IoT, AI, robótica, blockchain y varias tecnologías revolucionarias, el 4IR podría verse como una mezcla heterogénea de los trajes más fuertes de Japón.

A partir de marzo de 2018, la nación de Asia oriental tiene al menos 3,5 millones de ciudadanos que comercian criptomonedas, sin embargo, los japoneses parecen particularmente parciales con Bitcoin y la han promovido intensamente en la gran mayoría de los gigantes financieros del país.

Es así como la nación nipona se ha mostrado como un olimpo para la economía digital, incluso cuando muchos países del mundo buscan detenerla.

El país asiático ha mantenido un marco regulatorio legal amable, agradable y muy atractivo para los inversores de la moneda revolucionaria; muy a pesar de lo suscitado con el robo a un inversionista de 500 millones de dólares en una bolsa de criptodivisas japonesa este año.

Según datos agregados por la Agencia Japonesa de Servicios Financieros (FSA), el volumen de comercio anual de BTC de Japón registró un aumento de 444,000% en los últimos tres años, de $ 22 millones en 2014 a $ 97 mil millones al cierre de 2017.

Corporativo Japón: ¿Alcista o bajista?

Mientras que los comerciantes japoneses pueden tener un apetito insaciable tanto por la cadena de bloques como por la criptomoneda, el Japón corporativo también se ha hecho grande.

Esta retórica pareció marcar la pauta para la Conferencia Japón Blockchain de junio de 2018, uno de los eventos más grandes del país hasta la fecha.

Dirigiéndose a la conferencia, el CEO del gigante de servicios financieros SBI Holdings, Yoshitaka Kitao declaró:

“Las innovaciones relacionadas con Blockchain impulsarán la explosión de la economía japonesa después de los años de desequilibrio económico”.

Impulsado por una nueva regulación tras el infame hack de Mt Gox; una serie de gigantes japoneses ingresaron en la economía descentralizada. Por un lado, Yamada Denki, uno de los mayores minoristas de electrónica de Japón, se mudó recientemente para aceptar pagos en Bitcoin.

Si bien aceptar criptomonedas como pago puede ser una victoria para su adopción, la industria japonesa parece estar igualmente centrada en la innovación.

Varios monolitos han creado sus propias criptomonedas, intercambios, plataformas de pago y adquieren operaciones existentes.

Después de comprar la plataforma de pagos Bitcoin Bitnet en 2016, Rakuten, la empresa de comercio electrónico, anunció planes para ofrecer Rakuten Coin, una criptomoneda “sin bordes”, útil para recompensas y compras en las plataformas de la compañía.

El anteriormente mencionado SBI Holdings ahora opera su propio intercambio de criptomonedas, VCTRADE.

A medida que el gobierno japonés continúa probando el equilibrio entre la regulación y la represión de la criptomoneda, el patrocinio corporativo bien puede ser el boleto dorado de la nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.