Unidad Satoshi de Bitcoin ahora en el Diccionario Inglés de Oxford

El diccionario de ingles de Oxford (OED), el mas prestigioso del mundo, acaba de adoptar los términos “satoshi” y “criptomonedas”, lo que demuestra el éxito que Bitcoin y sus hijos han logrado dentro de la sociedad.

Publicado por Oxford University Press, el OED es un amplio diccionario histórico británico que sigue la evolución del inglés a lo largo del tiempo. En su actualización de octubre de 2019, los editores del texto señalaron varias docenas de nuevas entradas, entre ellas los términos criptográficos antes mencionados.

Los editores destacaron la histórica empresa a la que se incorporó satoshi, a la que la OED define formalmente como:

“la unidad monetaria más pequeña del sistema de pago digital Bitcoin, equivalente a la centésima millonésima parte de un bitcoin”

Un satoshi es la unidad monetaria más pequeña en la criptomoneda de Bitcoin, y lleva el nombre de Satoshi Nakamoto, el desarrollador seudónimo de Bitcoin.

En otras palabras, la OED como institución considera ahora que la denominación más pequeña de bitcoin forma parte de los cimientos de la lengua inglesa, a pesar de que esa denominación no se propuso hasta 2011.

La adopción del satoshi por parte de la OED sugiere un mayor reconocimiento cultural del bitcoin como moneda en el mundo anglosajón y una especie de complemento formal a la campaña informal #StackingSats que ha hecho mucho por popularizar la unidad satoshi en los últimos meses.

¿Qué pasa con el termino Criptomoneda?

El popular diccionario ofrece ahora dos definiciones formales de criptomoneda, la primera la define como una “moneda informal y sustitutiva”. La segunda definición, la que nos interesa, caracteriza al dinero basado en la tecnología como bitcoin, ethereum, y más allá de la siguiente manera:

“Cualquiera de los diversos sistemas digitales de pago que funcionen con independencia de una autoridad central y que empleen técnicas criptográficas para controlar y verificar las transacciones en una unidad de cuenta única; (también) las unidades de cuenta de dicho sistema, consideradas colectivamente”.

Es una adición apropiada, en la medida en que la palabra criptomoneda ha explotado en uso en los últimos años y ha sido utilizada en círculos financieros, bancarios y regulatorios fuera de la criptoeconomía.

Un proceso meticuloso entra en estas adiciones

Antes de que palabras como satoshi puedan entrar en la OED, primero deben ser agregadas a la lista de observación del diccionario, que crece a través de análisis automatizados y citas recogidas por los lectores de la OED.

Una vez que las palabras en esta lista de observación ganan suficiente fuerza, se asignan a los editores de la OED que comienzan a investigar cómo han evolucionado los términos con el tiempo. El editor de una palabra prepara una entrada y coordina con otros equipos de especialistas, como expertos en pronunciación, para finalizar una definición.

En este punto, los principales editores de la OED firman las entradas completadas y las transmiten para su inclusión en las actualizaciones trimestrales del diccionario, como la de octubre de 2019 que trajo nuevas definiciones criptográficas.

En otras palabras, cuanto más se utilice una palabra, mayores serán las posibilidades de que finalmente se encamine para ser añadida a la OED. Estas últimas adiciones criptográficas son una señal positiva para la adopción de bitcoin entonces, ya que los satoshi no habrían entrado en el diccionario si la gente no estuviera hablando cada vez más de la denominación.

Pueden pasar meses o años antes de que más términos criptográficos lleguen al diccionario, pero otras adiciones relacionadas parecen casi inevitables ahora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.