Presidente venezolano Maduro usó Cripto en un plan de drogas, dice EE.UU.

Como con cualquier tecnología, la gente puede usar las criptomonedas para cosas buenas y malas. El presidente venezolano Nicolás Maduro ciertamente se convirtió en un rostro para esta última categoría, al revelar una criptografía nacional, “El Petro”, en diciembre de 2017.

Ese activo, que Maduro dijo que estaría respaldado por el petróleo, fue lanzado para apuntalar su corrupto y muy desafiado régimen gubernamental. Desde entonces, el pícaro presidente se ha apoyado en el proyecto Petro para tratar de mitigar la posición cada vez más aislada de su administración en el mundo.

Irónicamente, Maduro intento hacerse fuerte dirigiendo muchas de sus malas operaciones hacia la criptografía, todo esto en busca de liberación económica. Sin embargo, todo esos movimientos han sido en vano, ya que, el liderazgo de los grandes gobiernos de América se han centrado en sofocarle.

Hasta la fecha, ese asfixia ha venido principalmente en forma de sanciones económicas mordaces. Y justo esta semana, el Departamento de Justicia de EE.UU. (DOJ) lanzó una nueva serie de acusaciones contra Maduro y más de una docena de sus colegas, alegando que el presidente de Venezuela y sus altos funcionarios habían supervisado un esquema de narcoterrorismo y recurrieron a la criptografía para tratar de ocultar sus actividades financieras.

Maduro puede usar la Criptografía para correr, pero no para ocultarse

El jueves 26 de marzo, el Departamento de Justicia anunció una serie de cargos contra Maduro y sus principales ministros, mencionando que los mismos dirigen una importante y muy poderosa red de narcotráfico de 20 años de antigüedad. Agregando ademas, que estos funcionarios querían utilizar su esquema de narcoterrorismo para inundar los EE.UU. con grandes cantidades de cocaína.

Esas acusaciones, que iban desde cargos de narcoterrorismo, hasta corrupción, fueron el resultado de considerables esfuerzos de investigación por parte de los principales organismos del gobierno de EE.UU. como la Administración de Control de Drogas (DEA) y la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI).

Según el Departamento de Justicia, Maduro y sus colegas incluso habían utilizado a revolucionarios colombianos de las FARC para ayudar con el tráfico de cocaína y recientemente habían recurrido a la criptografía, presumiblemente el Petro y a los principales criptos del mundo, bitcoin (BTC) y éter (ETH), para facilitar y ocultar el comercio relacionado con el oscuro esquema.

El Director Ejecutivo Asociado interino de HSI, Alysa D. Erichs, Dijo:

“Las nuevas acusaciones muestran que los principales investigadores de las fuerzas del orden de los Estados Unidos pueden perseguir agresivamente este tipo de complejos esquemas transnacionales”.

Alysa D. Erichs agrego:

“El anuncio de hoy pone de relieve el alcance mundial y el compromiso de HSI de identificar, atacar e investigar agresivamente a las personas que violan las leyes de los Estados Unidos, explotan los sistemas financieros y se esconden tras la criptografía para fomentar su actividad delictiva ilícita. Que esta acusación sea un recordatorio de que nadie está por encima de la ley, ni siquiera los funcionarios políticos poderosos”.

Notablemente, el superintendente de criptografía de Maduro, Joselit Camacho, también fue golpeado con una serie de cargos en la corte federal de los Estados Unidos el 26 de marzo.

Graves Problemas con la Gasolina en Venezuela

La criptografía de Petro ha estado envuelta en la falta de información desde su lanzamiento oficial en 2018. Parte del misterio de la moneda digital se refiere a lo que realmente está respaldado.

En su lanzamiento, el Presidente Maduro dijo que el activo estaría respaldado por 5 mil millones de barriles de petróleo que, en ese momento, aún no se habían recuperado de las reservas nacionales de crudo de Venezuela. Esos 5 mil millones de barriles nunca aparecieron.

Y en noviembre de 2019 Maduro anuncio que tenía una cantidad mucho menor, 30 millones de barriles para el Petro:

“Entregaré estos 30 millones de barriles como respaldo líquido, físico y material para el Petro. Los inventarios de crudo y productos en los tanques de almacenamiento están disponibles para su inmediata comercialización y para sostener y respaldar las operaciones del cripto-activo soberano venezolano, el Petro.”

Unas semanas antes de esos comentarios, se supo que el banco central de Venezuela estaba estudiando cómo podría contar con BTC y ETH en sus reservas extranjeras, un desarrollo que sugería que esas grandes criptodivisas públicas eran mucho más útiles que el Petro, que ha sido un fracaso a nivel nacional e internacional hasta la fecha.

Incluir la criptografía como reservas extranjeras nunca se ha hecho antes en el escenario mundial, pero Maduro sólo se preocuparía en la medida en que podría consolidar su posición económica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.